Héctor Atarrabia. Después de haber sido desde mesero hasta director de producción, pasando por cargador de camiones mudanceros y pintor de casas, realizó toda clase de trabajos, tuvo hijos y nietos. Viajó por diversos países, sobre todo por trabajo, y vivió muchos años en Europa. Jubilado ha apoyado con sus ahorros toda clase de proyectos escénicos, literarios y otros, donde dejó literalmente hasta la camisa. 

Retirado actualmente, le gusta tuitear, escribir, jugar scrabble y opinar de política. 

Aficionado a las redes, es cofundador de ARCUEN.